viernes, 17 de octubre de 2008

Viernesito



Toda la semana mi pobre cuerpesito ha estado sintiendo los estragos del stress (o scuatro más bien).

Antier tuve terapia desestresadora (por lo que solo me quedó el uno que sobra del scuatro) y ya con más calmita, revisando mi panorama, me quedé más en paz conmigo y el mundo, viendo mis dos temas y sus consecuencias, dejé de encontrarles problemas y más bien le busqué los lados buenos.

Hoy que amanece lloviendo, nublado y con frío lo único que requiero son abrazos, y habiendo aceptado mi mutación a cursi, unos besos que acompañen los abrazos no estarían mal. Hasta llegué temprano a la oficina y me atreví a terminarme el café costariquence de vainilla, así les dejo solo el café de la clase apache, no creo que sientan la diferencia.

No hay comentarios:

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...