martes, 10 de enero de 2017

Piedrita

Parece que sólo vengo a descargar lo que no quiero verdad?? Pues si, para eso es un pensadero!!

Tengo un trámite desde julio que no avanza, tiene la maldición del oso perezoso!! Ya me tiene mal... y la compradora es una piedrita en el zapato... pfff... que piedrita, piedrón!! Ay qué gente... personajes de novela, gente que se siente primera dama y no llega ni a extra de telenovela barata. Ok, ya. La perdono y la dejo ir. Que firme y se largue.


Besos a quienes hacen bien las cosas.
Nada para el resto.

sábado, 31 de diciembre de 2016

La mesa

Balón y Pelota han encontrado la manera de compartir la mesa para hacer arte, y hace de mi mesa un relajo (porque desastre rima y me choca que rime), ayer que quería dejar mi casita ordenada, casi como para postal, perdí la batalla en el primer levantamiento insurrecto de los hijos, que defendieron su relajito bajo consignas y pancartas en post-its. Y me encanta! Me encantan ellos, me encanta su arte, me encanta que creen juntos, me encanta verlos hacer equipo y crecer.

Así que desayunaré en la sala mientras el equipo creador tiene sitiado mi comedor... ni hablar.

Besos a los artistas.
Nada para el resto

Apegos

Anda muy de moda ésto del desapego, de soltar, dejar ir... y está bien padre!!
Cuando te aferras a una cosa, o sufres por perder un pantalón, o te liberas por soltar un sentimiento, así sí está padre.

Pero desapegarte de tu familia?? Desbaratar tu propia raíz y dejar ir la compañía, la responsabilidad, el apapacho, eso no está tan padre, no lo acepto, no lo apruebo, lo reclamo y hasta lo marco con plumón en el calendario.

Saber que muy seguramente es la última Navidad de tu mamá, su último festejo de cambio de año, y decidir largarte para no opacar el tuyo, creo que es una mezquindad de alma. Y no, mi nivel de desapego no me permite olvidar ésta clase de decisiones y al verlos hacer como si nada. Ya bastante hago con ponerle buena cara a la promiscua, saludar al interesado, soportar a la gritona dramática e ignorar a la chismosa levanta falsos.

Besos a quienes recuerdan lo que les enseñó la matriarca.
Nada para el resto.

Pero queríamos ser iguales!!

Hace 17 fue muy sencillo, hace 15 todavía más, sólo tuve que decir "se largó" para que los trámites fueran súper súper sencillos... ahora tengo que comprobar cada tanto que no merece los derechos que tiene (que ahora tienen) y que las obligaciones siguen sin cumplirse. Y de verdad que viéndolo desde un punto neutro, no entiendo la ausencia. Si fuera un crío problema, si fuera imposible la convivencia, si necesitara cosas extraordinarias... pero no!!! En fin.

La cosa es que legalmente, ahora la grande quiere sus derechos y va a iniciar su proceso para reclamarlos, que aunque se haya ido a vivir a otro país, lo buscan y le cobran con todo y gastos legales porque no necesitaríamos pagar legales si él pagara su pensión con regularidad, y además se le cobrarán de sopetón los últimos 14.6 años de retraso, a ver qué hace.... Y con el chico seguimos acumulando tiempo y deuda, y como el monto se ajusta con la inflación ya vamos en 10 mensuales... súmenle!! Pppffffff 

Besos a los responsables
Nada a los que se hacen Majes.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Pasión

Nononono... no hablo de cosas de cosas, hablo de "ganitas" para hacer las cosas.
Debe haber formas de hacer sólo las cosas que te apasionan, y no el resto... peeero... no se puede. Así que deberíamos poder ponerle pasión a todo, aún aquello que no te gusta. No porque se quiera, sino porque se debe. No porque este de moda, sino porque es algo bueno, aún cuando pase de moda.

Los modales, por ejemplo, hay a quienes les encanta el manual de Carreño, que lo siguen con más precisión que a la biblia, y otros a los que les importa un cacahuete, y así viven "bien", incomodando a todos los que los rodean: hablan con la boca llena, no saludan, no se despiden, usan cuchara para comer todo (no saben siquiera que hay varias clases de tenedores), se chupan los dedos, se sacan los mocos, hablan de más, hacen de menos... y es incómodo! Argumentan que es pasado de moda, que las tradiciones son ridículas, que lo de hoy es el desapego para ser felices, y tal vez lo sean, en su muy individual existencia, tal vez sean felices. Pero no hay como convivir con un caballero, con una dama, con niños que saludan y agradecen, con hijos que respetan y honran a sus padres. Para mi, ver lo contrario es incómodo, a la vista, al oído, a la presencia, al buen gusto, al corazón y al alma.

Besos a quienes respetan a sus padres (que lo han ganado)
Nada para el resto.


jueves, 15 de diciembre de 2016

Los difíciles

Pensé durante un tiempo que yo era difícil. Y si soy, seguro más que muchos. Pero en julio conocí a dos familias maaaaaaas difíciles que yo. Que gente en serio!!
Tienen problemas, les ofreces solución y negados... no, para donde le muevan, no. Tienen enfermedades raras, graves y costosas, les ayudas y no se dejan, les escuchas y no dicen nada, nada que ayude al menos, nada siquiera esperanzador... gente negada. Por eso hay que mudarse, lejos.

Besos a quienes saben solucionar.
Nada para el resto.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Dudas

Cada quien sus inseguridades. Algunos vamos por la vida tratando de hacer lo mejor que se pueda, equivocarnos lo menos, corrigiendo, aprendiendo, cuando es necesario, reparando.
Y de pronto te encuentras con gente que tiene el manual  perfecto para que todo le salga mal, y se aplauden solitos!!

Hace algunas semanas conocí a una fulanita que sufre por tener que vivir con sus padres, y describió claramente el abuso sexual de parte de su padre hacia su hija. Pero como también se lo hizo a ella, le parece muy normal, hasta defendible. Cuando lo hizo público claro que todo el mundo se le fue a la yugular! Lejos de reconocerse víctima de abuso y maltrato sexual, terminó por defenderse y defender a su papá quien tanto la ga apoyado en ésta época en la que su pareja la trata como basurita.

Cada quien sus infiernitos... cada quien tiene lo que merece.

Besos a quienes se reconocen imperfectos, y tratan de solucionarlo.
Nada para Dann Nu, quien permite que abusen de su hija.