Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Grado de Mujerés

Mucha queja y pocas nueces...
Taaanta vieja quejándose que si la independencia económica, que si sus maridos les ponen los cuernos, que si no les gusta cocinar, que si los hijos que si shalala shalala shalala...
Y no, no somos iguales hombres y mujeres, somos polos opuestos y hay que saber disfrutarlo y aprovecharlo. Yo obvio nunca he sido hombre y no tengo esa perspectiva, ni me interesa tenerla, porque con la que tengo, la vida ya es suficientemente rica.
Y si, al menos a mi, me encanta ésto de ser mujer, y cada rol que se me ocurra tener, porque ser mujer no es (hoy en día) una limitación, sino una bendición.
Y si! también hay que ser y hacer un montón de cosas! Y para todo hay tiempo de sobra... Para los hijos, para los maridos, para limpiar y ordenarla casa, para cocinar rico, para coser la ropa de tu familia, para el trabajo, para aprender, para enseñar, para ser y tener amigos, para los hobbies, para los placeres y para la fe. Todo junto...
Y ni hablar... si siendo y teniendo todo l…

La mejor expresión de "NO TE NECESITO"

Tomada de "La Vanguardia"

"Houston. (EE.UU.). - Yasmin Elebyprometió hace tiempo que, si alcumplir 40 añosno había encontrado aún el amor de su vida, secasaría consigo misma, y eso es precisamente lo que hizo en una fastuosa ceremonia celebrada enHouston. Esta particular boda tuvo lugar en el Museo de Cultura Afroamericana de Houston el pasado 3 de enero y a juzgar por las fotografías difundidas por la propia Eleby en las redes sociales fue una ceremonia muy normal excepto por el hecho de que estaba sola en el altar, según informaron hoy medios locales. Al no ser legal casarse con uno mismo, el matrimonio lo ofició la hermana de Eleby que, al parecer, es pastora en una iglesia. La canciónI believe I can fly, de R. Kelly, sirvió como marcha nupcial para la boda de esta mujer, que trabaja en el extranjero para una compañía de gas y petróleo.Para la ocasión, la novia se enfundó en un traje de color violeta que le llegaba hasta los tobillos y dejaba al descubierto uno de sus h…