domingo, 30 de agosto de 2009

168

Hace 168 horas salíamos de regreso.
Un fin de semana de lo más extraño (solo extraño para mi).
Vacación sin vacación, hacer sin hacer, reglamentos sin reglas, juegos, risas, sol, agua, lluvia...
Me divertí, y aproveché la lejanía de la ciudad, sin perder la necesidad vigilante hacia la Princesa que en todas las anteriores vacaciones había sido compartida, y que obviamente cambiaría tarde o temprano.
No se puede evitar ser testigo -de lejos- del cariño que se tienen, de la historia que llevan de la mano y de la que soy completamente ajena...

"Amar a Dios en tierra de Indios" es la frase que mejor explica mi condición inevitable.

Espero que se repita algún día.

Hace un año...

Hace un año no sabía yo el rumbo...
y hoy tampoco...
La incertidumbre se ha vuelto cosa cotidiana, los sin nombres continuan, las esperanzas desaparecen, los objetivos se esfuman, se difuminan...
La paciencia desaparece en medio del nosédónde...

Y la que tanto tiempo se permitió ser tibia, se va volviendo fría, indiferente a la vacuidad... no hay forma... no hay modo ni método posible aquí... solo queda buscar...

sábado, 15 de agosto de 2009

Nadie sabe lo que tiene

Hasta hace menos de 2 meses yo tenía acceso a cualquier cantidad de chuchulucos a tiro de piedra.
Hoy no tengo ni un refresco, ni una garnacha, ni un cheto!!!
Y siento que me muero...

Besos solo para aquellos que sepan cómo revivir a una moribunda.
Para el resto nada.

Bueno, pasemos a lo que sí iba a escribir...
Se habrán dado cuenta de mi ausencia, y ahora de sopetón les dejo 6 entradas, pues no se debe más que al firewall que tengo en mi nuevo trabajo, que no me deja accesar al editor del blog. (si un buen hacker me asiste, le agradeceré de aquí a Navidad). Así que me escribo un correo con las entradas y cuando tengo tiempito en mi casa las subo al blog.
Esto no estará sujeto a votación, aunque si a opiniones y comentarios belicosos en contra de quien me bloquea los accesos.

Besos para todos, y que?!

Cumple de mi apá!!

Lo siento, los otros 5 lectores que no son mi papá pueden cerrar su nevegador en este momento e ir a tomar una siesta.
No se metan en lo que no les llaman.


Para mi papá:
Feliz cumple!

Obsesión

Me ha regresado la obsesión por el control.
Entiendo muy bien que casi nada en la vida esta bajo mi control, pero no puedo evitar hacer el mayor esfuerzo porque así sea, y en cada caso, tener el control del fuera de control...

Para lo anterior, me hago unos ToDoList, para no olvidar nada, no sea que con los años me pase como a mi tío Alfon. Tengo desde un "no olvidar cepillar la jabonera de la regadera" para el ToDoList de Lavado del baño, hasta un "investigar la cantidad de CBU del 2008 procedentes de China", que genera otro ToDoList extra.

Me encontré un programita que se llama Mindjet buenísimo para ésos menesteres, he de compartirles algunos archivos, mi meta en la vida es hacer de este mundo un sitio con más reglamentos. He dicho.

Besos a quienes tienen una agenda de papel.
Nada para el resto.

Castigo Ejemplar

Hace algún tiempito mis primas las flacas inventaron el término "Castigo Ejemplar" refiriéndose a la obligación (con remuneración económica) de acompañar un sábado por la tarde a su mamá.
Ahora yo lo empleo para las visitas obligadas a familias incómodas, en las que solo se va a ver jetas largas y a intentar no responder a las mismas con otras iguales. Que además no producen ninguna remuneración económica, alimenticia, de esparcimiento, ni ninguna otra.

Lamentablemente, tengo uno de esos castigos ejemplares el sábado, que disque para festejar el santo de quien no nos quiere, y el de quien no nos conoce... para el caso... y además hay que llevar itacate... pensándolo bien, que bueno que llevamos parte del menú, así, al menos, se cuenta con una alimentación merecedora de nuestro ser, aunque ir bien desayunadotes no sería mala idea.

Besos para nadie, es castigo!!

Estaciones de radio?

Sabiéndome necesitada de terapia, e imposibilitada para dedicarle a ésta más de 20 minutos semanales. Decidí tirar el CD que traía en el coche, y expandir mis horizontes musicales.
NO!! No empiecen a pensar que la expansión incluye a La Z, o estaciones de radio similares... NO!!!

Me di un paseito por todas las estaciones que mi radio pesca en automático, y me descubrí de nuevo ñoña, no es que haya olvidado mi ñoñes, solo que quedó ratificada, y además ñoñes rucaila, porque mi programa matutino favorito sigue siendo La Hora de Los Beatles, que, algunos que se ponen defensivos llaman "clásicos", otros nos aceptamos ruquis, y hasta nos lo aplaudimos.
Igualito que un comercial de Tía Rosa (también escuchado en el radio) donde "los papás" recuerdan cosas que yo misma hice hace (yo pensaba) no muchos ayeres, como peinarse un copetote de 30 cm de alto, bañado en Super Punk azul, con haaarto crepé... y para que "amarrara" el fijador, aún húmedo lo calentábamos con aire de la secadora, así, aunque lloviera, granizara, te atropellaran, sudaras, o lo que sea, tu copete quedaba igualito todo el día, y en un descuido, hasta la mañana siguiente que te bañaras con agua caliente para diluir el fijador. Que tiempos aquellos... cuando la inseguridad solo significaba no fijarte bien para cruzar las calles, y aunque no alcanzabas el mostrador, te mandaban al mercado a ti solito.

Lo que también noté, es que no soy la única que se traba en una sola rola por los siglos de los siglos, llevo 3 días en una sola estación, y hay unas 6 canciones que repiten día y noche. Que disque de mucho amor... la cosa es que están repetidas desde que yo iba al karaoke de mi colonia, hace 2 años.

Besos a los que se saben -bien- las letras de las canciones de Los Beatles. Nada para el resto.

viernes, 14 de agosto de 2009

Largos Caminos

Ahora que tengo que viajar largas distancias diario, y que en realidad es lo único que realmente disfruto entre las 7am a las 9pm, he necesitado alguna clase de actividad secundaria durante los caminos.
Al principio, cuando la distancia la recorría en transporte público, mi distracción era la meditación, una clase de autosugestión que me permitía ignorar el hecho de viajar rodeada de gente sin ninguna clase de barrera entre ellos y yo. Obviamente no funciona mucho, ni por más de 10 minutos continuos.
Hoy que viajo en mi coche y a solas, esa clase de meditación auto sugestiva no es necesaria, tarde lo que tarde, haya el tráfico que haya, al menos voy yo sola en un área delimitada por, cuando menos, las ventanas de mi coche. Luego entonces, volví a necesitar una actividad secundaria, porque lejos de lo que piensa el chofer de mi jefe, una persona con capacidades mentales normales puede hacer varias cosas al mismo tiempo, como ejemplo, pintarse la pestaña en 20 segundos mientras estamos en luz roja, o tomar nota de lo que me van diciendo en el celular (si, manos libres en el cel, mano derecha ocupada en el lápiz, mano izquierda ocupada en el volante, ambos ojos en el tránsito ^luego les cuento cómo quedan las notas^).
El caso es que ya me aprendí los baches de ida y vuelta en todos los carriles, en qué parte desaparece un carril y todos se hacen muégano, en qué parte la vía tiene una especia de escalón y tu coche se inclina involuntariamente, si la tienda tal abre temprano, si el restaurante de regreso merece o no mi tiempo de cena, cuál cine me queda de paso, si en vez de circuito tomo la ruta Miranda... en fin, es tiempo de aumentar el reto.
Mis opciones?
Los audiolibros de HP, aunque solo han salido 3
Clases de chino en versión "escucha y repite a lo wey"
O regresar a la meditación de lo imposible, observando a los conductores de junto acompañado de música de fondo.

Se reciben sugerencias.

Diferente

Tanta terapia va a acabar conmigo, seguro. Harías todo de nuevo? Igual? En ese momento dije que sí, poniendo por razón que gracias a ese t...