Castigo Ejemplar

Hace algún tiempito mis primas las flacas inventaron el término "Castigo Ejemplar" refiriéndose a la obligación (con remuneración económica) de acompañar un sábado por la tarde a su mamá.
Ahora yo lo empleo para las visitas obligadas a familias incómodas, en las que solo se va a ver jetas largas y a intentar no responder a las mismas con otras iguales. Que además no producen ninguna remuneración económica, alimenticia, de esparcimiento, ni ninguna otra.

Lamentablemente, tengo uno de esos castigos ejemplares el sábado, que disque para festejar el santo de quien no nos quiere, y el de quien no nos conoce... para el caso... y además hay que llevar itacate... pensándolo bien, que bueno que llevamos parte del menú, así, al menos, se cuenta con una alimentación merecedora de nuestro ser, aunque ir bien desayunadotes no sería mala idea.

Besos para nadie, es castigo!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Somos hombres o payasos?

Ajuma juma nuca nuca apa uapa

Dios siempre escucha, y da.