Hace un año...

Hace un año no sabía yo el rumbo...
y hoy tampoco...
La incertidumbre se ha vuelto cosa cotidiana, los sin nombres continuan, las esperanzas desaparecen, los objetivos se esfuman, se difuminan...
La paciencia desaparece en medio del nosédónde...

Y la que tanto tiempo se permitió ser tibia, se va volviendo fría, indiferente a la vacuidad... no hay forma... no hay modo ni método posible aquí... solo queda buscar...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Somos hombres o payasos?

Ajuma juma nuca nuca apa uapa

Dios siempre escucha, y da.