sábado, 17 de marzo de 2012

Colores -de las suegras-

A veces lo entiendo, y a veces no... a mi nunca me ha parecido correcto comparar y me chocan las competencias pero no se puede evitar siempre...

La suegra de mi mamá es una de las mujeres que nadie debería de imitar, nadie la debería tener de modelo, por más que le busco, honestamente, no le encuentro el lado bueno. No es que haya sido una mamá muy linda, o al menos sus hijos, cuando se acuerdan de su infancia, nunca me han contado algo agradable de ella, tampoco es que haya sido una abuela buena onda, y aunque seguramente habrá hecho algo bueno en su vida, no logramos acordarnos nunca porque sus malas obras sobrepasan a las buenas por mucho.
Resulta que mi nuevo bebé le causa un sentimiento... ya, con eso creo que es más que suficiente, le causa UN sentimiento, sin embargo, para quien nunca o casi nunca tiene sentimientos la saca de su "normalidad", así que le ha dado por procurarse 5 minutos a la semana para verlo, a media calle, de camino mientras espera, y por supuesto si avisar. Así que cuando me ve me grita para que me detenga (cosa que me choca), grita como si sufriera de verdad a media calle para que toooodos volteen y digan "pobre señora, quién la esta matando?", y sus amables palabras no se dejan esperar, precedidas siempre de un "pero qué grande esta!" y quién sabe qué dice en medio, lo olvido por sus frases de cierre: "parece gorgojo", "pero que prieto", "como si fuera rata no abre los ojos", "en mi familia solo han nacido rubios", "recuerdas a XX que verdes tenía los ojos al nacer", en fin, cosas como esas que me hacen planear el cambio de ruta semanal para que no pueda soltar alguna de sus "amabilidades", porque segurito la próxima se la regreso.
Me obliga a comparar a la otra suegra, la suegra de mi papá, quien si, con todo y su Alz (que yo pienso que a veces solo es pretexto) recuerda que el tío fulano tenía el ojo verde obscuro como Bolita, y que la tía menganita presumía de su piel bronce como la de Bolita, o arma sus árboles genealógicos de sus nietos con fotos, y como no se acuerda quién es hijo de quién los organizó por tono de piel y a los bisnietos los formó con los nietos del más rubio a la más morena, y en el otro álbum del de los ojos azules al de los ojos negros, y lejos de soltar frases como las de su consuegra presume de tener ya el abanico de todos los colores entre su familia.
Así como no comparar suegras?! :S

Hoy, besos a mi, y al pediatra de mis hijillos, que me felicitó con los premios a la mejor mamá y al mejor papá (si, los dos premios para mi solita) del 2002 a la fecha, por tener a los hijillos mejor cuidados que ha visto en al menos una década. :D

lunes, 12 de marzo de 2012

Suegras ?

Es obviamente un tópico difícil, a fin de cuentas es la mamá de alguien a quien otro alguien ama... solo que... verán... a últimas fechas, con ésto de liberar mi mente de los asuntos laborales y poner más atención a los familiares, a los amigos y sus familias, las suegras son cosa delicada en todas las casas.
Yo no puedo quejarme, en realidad siempre he tenido unas suegras de concurso, la mamá de JC, por ejemplo, que incluso nos procuraba una relación cuando no la teníamos su hijo y yo, ella me sigue llamando nuera y yo la sigo llamando suegra... o la mamá de AG, quien tampoco fue nunca mi suegra, pero que sigo llamando mamá y desafortunadamente me sigue comparando con la que si es su nuera :S... la mamá de Ferguson, adorada Arqui, que me contaba en todas las navidades y le pedía permiso a mi mamá para llevarme de vacaciones con la familia y que en cada reunión me volvía a presentar con toda la familia... la mamá de FR, que se hizo amiguísima de mi abuelita y se iban al Tai Chi en las mañanas... o la mamá de R, que me sigue escribiendo cartas en papel perfumado contándome lo que hacen sus nietos... la verdad es que no me ha ido tan mal, claro, no falta el negrito en el arroz, y hoy hasta preferimos sacarnos la vuelta cuando nos vemos (ella se lo pierde y yo me lo ahorro).
Espero en verdad no ser una suegra latosa y pasar triunfante por ese puesto, de La Princesa hay ya varios pretendientes significativos, de Bola veremos en unos cuantos años.

Besos primero a mis ex-suegras, todas menos la negrita del arroz, no vaya a decir que quiero ganármela de regreso y para nada, me perdió y tengo memoria de elefante (gris y áspera).
Besos también a Princesa, a su novio Memo, a Bola y sus posibles futuras novias y por supuesto a mi, por guardar en tan buen aprecio a las mamás de mis ex.

Sí necesitas.

Se han fijado que en estos tiempos del "desapego", todos se mandan a la chingada con singular soltura? Esque es bien fácil!!! Y...