En tierra de ciegos...

Los que me han visto en persona, saben que soy una persona de estatura normal, tirándole a enana... en mi familia la única más chica es La Princesa y porque no ha cumplido ni una década de crecimiento, todos los demás son más altototes. Mis amigos, todos, son más altos y por mucho, vamos, que yo me siento muy cómoda siendo la chica.
Ahora que... suponiendo que el crecimiento se da como en las plantitas, porque hay más aire, más solesito, más palabras bonitas y esas cosas de la vida, como tomar más leche de chiquito, en tierra volcánica no crece casi nada, así que de éste lado soy casi gigante, y los tacones que me pongo solo para poder lavar los trastes en casa de mi mamá Paty (porque no alcanzo la tarja, no porque yo lave los trastes muy chic) aquí solo hacen más evidente la diferencia. Y como el león cree que todos son de su condición, las playeras del uniforme también son para enanitos (sin agraviar a la gente pequeña, que esa es otra historia), se me asoma el ombligo sin ser ombliguera, y a las demás se les complica no hacer rollito al fajar el pantalón, que cosa!!


Besos a los genes que me tocaron, que me hacen chiquita en casa y gigante afuera.

Magia Magia, has tu voluntad?? O.o

Comentarios

No mas tinta ha dicho que…
…oseaaa… que lindo debe ser ver a los demás así… yo por el contrario soy un tapón de alberca, bajito y sin chiste… pero de este lado del mundo, uno puede pasar inadvertido fácilmente, de hecho casi invisible, que si bien en algún tiempo, hace algunos muchos años, representaba toda una tragedia, hoy en día es una virtud, estar descartado para algunas cosas, te da una ligereza que no tienen los que pueden estar en la batalla… en fin… un beso pequeñito, no por que no merezcas uno muy grande, sino porque anatómicamente, no soy capaz de ofrecer otros jajaja…

Saludos

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Ajuma juma nuca nuca apa uapa