jueves, 14 de abril de 2011

Centrífuga

Hay días en los que me siento como la canica dentro de la ruleta, solo dando vueltas y vueltas sobre lo mismo buscando un agujerito para salir de la vuelta, para que al encontrarlo sin querer, sentir el vértigo de la fuga, teniendo que salir sin querer salir, moverse solo por el impulso que la vuelta dejó atrás.

No hay fuerza que detenga a la canica que se deja ir, y el vértigo se siente rico al principio.

Besos solo a quienes me cachen antes de caer.

1 comentario:

Cassiopeia dijo...

Te cacheeeeee!
Besos!

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...