martes, 5 de agosto de 2008

Manzanas verdes, desayuno, compras de 10 de la noche, matiné, café de media noche, karaoke sin cantar, apuestas, blog sin nombre, nieve de mango, reforestación, ventanas empañadas, reloj diferente cada día, miradas evitadas, spaguetti, lista de requisitos, tiempos en pausas, nadie usa pijamas, película de brincos, mantecadas, lluvia helada, varias noches sin sueño, todo revuelto... si quiero.

Que nunca han tenido esa sensación para la que las mariposas ya no alcanzan? Que más bien es un huracán F5 que comienza en el ombligo y se dirige a la boca del estómago... como cuando cantas y ensayas 8 horas, y el diafragma te queda adolorido, esa sensación (para la que tampoco alcanzan las palabras) que es un punto intermedio entre el susto, la sorpresa, el chillo, el abrazo y el beso, o tal vez sean todas juntas y no en medio. Justo ahí estoy hoy, completamente ilegible.

1 comentario:

aNdAiRa dijo...

Ese coctel de emociones que te hace sentir de todo al mismo tiempo suele pasar.... y todo se aceñera y se revuelve, las ideas no encuentran un orden específico, pero como bien lo mencionas es tan solo una tormenta que como buena tormenta pasará y todo volverá a la calma y se habrña llevado muchas cosas y deja trabajo de recoger, y ahi encontramos en ocasiones cosas que pensamos que no existían más...
Deja que el viento sople y sigue mirando al cielo, que el Sol algún día se abrirá paso y brillará

Nos estamos leyendo

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...