Semana 12

Resultó que si, ésta semana fue una mierda, tal como empezó.

Admito que soy bien rara, antisocial, anti peinados, anti mocos, anti un chorro de cosas... y que por otro lado soy mega cuadrada con otras y que soy intransigente aunque intento ser flexible en todo (intento!! pero no lo logro durante mucho tiempo).

Ésta semana pedí disculpas por lo que no hice, pero muchos piensan que si... conté completo lo que sí hice... chismes... versiones torcidas que solo suceden por no hablar con todas las letras y dejar huecos por todas partes que cada quien llena como se le va ocurriendo, que hacer? si así somos todos y así son las relaciones humanas. Aunque enterarse después de tanto tiempo si me da comezón.

En la oficina sigo con miles de pendientes que se me acumulan y acumulan, pero ya me valen y de todas formas me tomo tiempo de venir a rayar aquí cada que puedo, y tampoco me quedo más tarde, porque ni me pagan más, ni me agradecen, ni avanzo gran cosa. Para colmo me ofrecen cambiarme a una área por 3 pesos más, pero con semanas enteras de viajes, mudanza forzada y más libertad, pero menos vida... el león cree que todos son de su condición, y que todos vivimos solo para trabajar... que chiquitos.

Obviamente el tiempo que tenía que esperar para conocer los pensamientos del otro extremo de la agujeta lo corté, por muy pendeja que estoy no puedo concebir que existan las mentes en blanco, eso es imposible, los pensamientos y sentimientos ya existen y todo tiene nombre, si lo que faltan son huevos para decirlo, bueno, esa puede ser otra historia, si lo que falta es tiempo para inventarse otra mentira, también es otra historia y no tengo más ganas de estar enredada en chismes ni más mentiras, así que prontita la cosa o no hay más cosa. Ni modo, me duele un chorro y chillo un chorro, pero mejor chillo por decir "hasta aquí te doy chance" y no por "me la hiciste de nuevo". Las condiciones son muy muy claras y yo no me rajo, cuando las condiciones estén yo pongo mi 50% de nuevo en la mesa, pero no más, y espero el otro 50% completo, solo porque soy complicada "per se", menos que eso es imposible.

La búsqueda de mi jubilación también ha tardado... los proyectos van, pero van lento. No he tenido el tiempo que esperaba para dedicarles, ni hablar, tampoco se pueden alargar las únicas 24 que tiene cada día, y necesito dormir más. Así que si me ven con el ojo hinchado por chillar y la ojera negra por trabajar, no me presionen, que tampoco los veo ayudando mucho que digamos.

Lo más gacho es que me descubrí mi nueva maña arreadora (obligada en la oficina) en mi casa. Tache para mi, aunque mi mamá me eche porras por presionar al Inge, se le nota lo jetón.

Declaro el fin de semana libre de ser parte de la semana, a ver si dejándolo fuera logro cumplir con la agenda: conocer a Bodoque Delgado, resanar lo que falta, pintar lo que falta, mudar más cosas, sacar y colocar decorados fiestiles, comprar los pormenores alimenticios no perecederos, lavar mi conejera...

Besos a mi abuelito q.e.p.d. que decía que el amor es sordo, ciego e idiota, porque así ando! ni modo! enamorada, sorda, ciega e idiota.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Ajuma juma nuca nuca apa uapa