Lo de siempre

Hoy salió varias veces el tema, que triste...
Hace unas semanas -meses- me sentí perseguida -por mi misma- con el tema de las mentiras. Y esque lo cierto es que son una mierdita por donde le mires.
No me lavo las manos, diario digo mentiras, cuando saludo al abuelo le digo "bien, gracias, y usted?" cuando la verdad grita dentro de mi "de la shit porque tengo que aguantarle sus 20 segundos de saludo tarado en los que solo me entretiene para verme los senos", y me lo trago diario, y le miento diciendo que me encanta saludarlo y hasta le sonrío, me trago la verdad solo para poder evitar que además me mire el trasero cuando escapo antes que se de la vuelta... para premio la actuación diaria!
También le digo diario a mi mamá que me encanta ir y venir durante 3 ó 4 horas diarias entre el tráfico, choques, atropellados, perros, conductores de microbuses, hasta y desde mi oficina, y le miento y me trago la verdad para no hacerla sentir mal.

Pero hay mentiras que hieren, lastimas relaciones, egos, vidas. Siempre me he preguntado por qué las relaciones con compromisos como los noviazgos o los matrimonios no tienen caducidad? Si todo el mundo sabe que el amor caduca tarde o temprano, claro que muchos dicen que evoluciona, que crece, cambia... y cuando acaba qué? por qué no hacer un compromiso de nuevo cada año, o cada dos, o cinco, si aún sientes que puedes seguir con ese tal le sigues y ya, pero para qué mentirle a ese que es tu compañero(a) de vida? Para qué humillarlo? Para que romper con la confianza poca o mucha que pueda tenerte? Por qué echar a perder el resto?

Por otro lado, de que los hay pendejo(a)s los hay, los hay a los que les gusta que les mientan, lo permiten, lo solapan, lo pasan por alto vuelta tras vuelta, y creo que hasta lo buscan. Y del otro lado también los hay, los que son tan pendejo(a)s que creen que los de alrededor son tan pendejos como ellos y creen que les creen!! Como tip: "Conferencia con Perú" ya es sinónimo de mañana en el golf, regreso a medio día.

Abusados mis chavos, que hay mentiras tan evidentes que pueden romper con todo, que muchas veces nos esperamos a tener los pelos en la mano para poder asegurar que la burra es parda, y contra eso no puedes seguir negando nada. Si te cachan, es porque has hecho cosas que han provocado que el otro sospeche por mucho tiempo y ya que te encaran, seguir negando es aún más pendejo que la mentira misma.

Después de eso, ya nada vuelve a ser igual, ya la confianza nunca vuelve a su nivel original, porque siendo honestos, solo perdonas si tienes alz, o si eres jesucristo, el resto somos simples mortales con memoria. Y lo que pudo ser sencillamente ya no puede ser nunca. Y las apuestas ya nunca serán tan altas.

Besos a... a esa niña que me enseñó que siendo tan chica y colorida pudo convertirse en piedra en el zapato de todos los que la rodeaban, a mi primer jefe que se vió tan pendejo que se tomaba fotos con su amante casada y dejaba el álbum en la oficina, al jefe de la contrasquina que contrata modelos en sullivan para ir a las fiestas cuando su esposa esta ocupada... y a nadie, ni a mi, porque no hay mano capaz de tirar la primer piedra con la fuerza suficiente para no herirse a sí mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa