Mariposa

Hoy en la mañana encontré en mi coche una mariposa rechonchita, parece hoja seca por el color y las arrugas. Estaba parada en el huequito del espejo retrovisor cuando arranqué el coche.
Casi obligué a la Princesa a acercarse tantito para que la viera bien, que se fijara que no todas las mariposas son Katy la Oruga (aunque ella no conoce a Katy la Oruga, tiene el concepto) y que puedes encontrarte bichitos en cualquier sitio.
Y ya, no pasó a más, arrancamos a toda velocidad para llegar a la escuela, y luego de eso dí la vuelta para incorporarme al amado Circuito Interior echa la mocha, cuando de pronto, me detuve por el tráfico, volteo a ver el espejo para cambiar de carril y que me voy encontrando a la mariposa aferrándose con todas las fuerzas de su diminuto ser alado, protegiéndose como podía del aironaso que causaban mis 40km/h (ay si que veloz jajaja). Parte el tráfico, parte mi convicción de llegar tarde, parte mi instinto materno de cuidado a un ser menor, todo el camino vine despacito para que las fuerzas de las patitas de la mariposa fueran suficientes para su migración involuntaria. Lo logró exitosamente, aunque creo que la fatiga fue excesiva.

Sé que es la peor toma, la peor iluminación, pero la mejor mariposa del mundo el día de hoy. Gracias por acompañarme bichito hermoso!!


Besos a... obvio no a los bichitos... me dan lindura al verlos pero no al tocarlos... besos a... a Katy la Oruga, y a G, que no había caído en cuenta que de las mariposas salen los huevecillos de donde emergen las orugas!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Somos hombres o payasos?

Pasión