Uno que debía

El viernes pensé... para qué darle importancia a semejante berrinche?
Cierto, solo fue un berrinche... pero me encanta verle sus berrinches de kinder, así que lo dejo aquí para una tarde de lluvia que necesite yo una carcajada.

Ahí tienen que llegó a trabajar aquí un muchachototote, como de 2 metros, calvito, grande grande muy grande físicamente... Y otro como que muy normal.

El caso es que llegaron y ya, los sentaron en sus sitios y "dios te bendiga". Así que en un intento por conservar sus recién iniciados empleos, se dieron a la tarea de revisar sus lugares, de leer cuanto papel encontraron, de obedecer cuanta instrucción recibieran... y en eso siguen.
Claro que cuando tu que llevas más tiempo en el área, si ves que llega un hijo de vecino y que se dedica a esculcar papeles, hablar en secretito por su celular, come solo, cero integración... que puedes pensar?? Este cuate es un espía, un auditor, mi reemplazo... jajaja... bueno, el caso es que los veían con malos ojos, para la tercer semana ya los apodos iban en tono negativo.
Pregunté al apodador si ya tenía la certeza de que el apodo le quedaba, o si solo era saña, a lo que me respondió que para él ese era un desconocido que ni a la empresa pertenecía.

Cómo negarlo? Si super RH no se ha tomado la molestia de avisarle a nadie?
No era cosa del otro mundo, era ir por los nuevos fulanos, averiguar a qué se dedicaban y presentarlo al apodador no?? Y tan sencillo se acaban rumores, malos entendidos, incomodidades, hostilidades, ambientes afectados, etc, etc... Así que eso hice. Todos felices y ya?

Ay noooo cómo creen? No pasaron ni 10 minutos cuando ya me estaban llamando para reclamarme que alboroto al gallinero!! Jejeje

Hoy sigo buscando gallinas, pero solo he visto dos puerquitos.

Besos solo para los que no necesitan ser perseguidos para hacer su trabajo, y para los que hacen el trabajo de otros para evitar más malos ratos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa