Chisme! Chisme!

Hace unos días les platicaba de mi sobrina Silvestre, y qué creeeen?!?!?!  Que la semana pasada la abuela me dice que, como la inscribió en la misma escuela donde va Princesa, me puso a mi como responsable para recoger a la chamaca y en la tarde iría por ella a mi casa!! Que porque ella tiene múltiples ocupaciones al medio día y se le complica mucho ir por ella. Y así como me lo soltó, frente a sus hermanas haciéndose la mártir, que le contesto!! "Mira Mechuda, no es mala onda, y no es porque yo no vaya a DIARIO por princesa a la escuela, ni porque yo no quiera a Silvestrita, pero Silvestre tiene una madre, y su madre se la encargó a ti, no a mi, además si me la llevo yo, la niña comería en mi casa LO QUE YO GUISE, sea o no de tu agrado (le prohíbe comer chocolate, pan, tortillas, sopas de pasta, COCA!! y demás cosas, cuando en mi casa se come de TODO -menos partes- sea chuchuluco o nutritivo), y en mi casa se hace la tarea cuando a Princesa se le ocurra, y la hace sola, yo ni le ayudo ni la hago por ella. Si no tienes tiempo de llevarla a la escuela tan fácil como que le hablas a su mamá y le dices que tiene que hacerlo ella porque tu estas muy viejita o enferma o flojerosa o lo que sea."
-Silencio en la sala... incómodo silencio en la sala...-
Luego de 20 segundos que parecieron 40 minutos mi popa dijo, tienes razón, no puedes cuidar a otra hija que no es tuya cuando tienes que cuidar a dos que sí lo son. Agregándose después más comentarios de los demás presentes y liberándome de la voz cantante.

El lunes muy temprano apareció Silvestrita, muy uniformada, peinada, con mochila llena y todo, de la mano de su madre y su abuela, no que no tenía tiempo? bueno, lo que más impactó a la comunidad escolar fueron los pelos de la madre, no por ser presumida, pero mi familia no es fea (bueno, no todos) y pensé que la mamá de Silvestrita es de las guapitas, claro que nunca la había visto sin bañar en un mes, y al verle la mecha me acordé de los nudos que tenía la niña a principios de agosto... qué criticona no? pues si, nadie dijo que yo soy una buena persona y menos con quien no merece mi bondad. Así que al medio día, al salir las hijas nos saludamos las amigas, nos abrazamos con las niñas, nos felicitamos el inicio y cada quien a su casa rapidito antes de que le encargaran la chamaca a alguna de las presentes.

Besos a las mamás que atienden a sus hijos, al resto no le deseo nada porque tienen ya comprado su boleto al infierno.

Comentarios

La Negra ha dicho que…
como diría mi mamá: está bien ser puerco, pero no tan trompudo, que padre es decir "yo me encargo" y luego enjaretarlo, que bueno que no te dejas...
Amalthea ha dicho que…
Verdad que si?!? Mi madre me sigue viendo con ojos de "pinche hija que no ayuda a la prima" pero siempre empiezan con la mano y terminan hasta la pata.

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Somos hombres o payasos?