lunes, 17 de enero de 2011

Esque esto si me afecta

Tengo por costumbre (creo que buena) no meterme en los problemas de pareja de mis amigos. Sin embargo, cuando éstos me afectan, ni modo, me meto y opino.
Ahí tienen que A y yo somos los mejores amigos, porque aunque parece cosa inexistente o imposible, éste par solo hemos sido amigos desde hace casi 20 años. Muchos dicen que un hombre y una mujer no pueden ser “amigossoloamigos”, y si, entiendo, yo conozco pocos, pero éstos si!! No digo que no hemos intentado otra cosa, hace muuuchos años yo quería, pero él no, y luego él quiso, pero yo no, y así por ésa discordancia de tiempos, en los que no hubo alejamiento, nos creció el cariño y nos maduró la amistad. Nos dimos cuenta que no siempre nos caemos bien, que no siempre llegamos a las mismas conclusiones, que no siempre tomamos las mismas decisiones, pero que sí tenemos los mismos valores morales y compartimos principios de vida.
Sería como de 20 años contarles cómo y por qué situaciones hemos llegado a éste nivel amistoso, y la verdad no les voy a contar porque eso es solo entre A y yo, pero lo que sí les cuento es que el tema que NOS aqueja es ridículo.
Por experiencia en carne propia de ambos, coincidimos en que engañar a tu pareja es una de las vilezas más crueles que puede un ser hacerle al que se supone ama. A A y a mi nos parece una bajeza hacerle eso a nuestras parejas y sencillamente NO LO HEMOS HECHO NUNCA, NO LO HACEMOS AHORA Y NO LO VAMOS A HACER NI EN ÉSTA VIDA NI EN LA QUE SIGUE!!
Y no es que la incomodidad surja porque en algún chiste local nos acordemos de algún acostón, PORQUE NUNCA HUBO!! Y no es que A y yo pasemos las noches juntos!! Ni que nos veamos de diario!! Ni en Navidad nos vimos!! Y por si sale después, le llamo “mamá” a su mamá, y “papá” a su papá, y lo voy a seguir haciendo el resto de mi vida porque así se nos da la gana a mis papás y a mi! No porque nos hayamos puesto de acuerdo A y yo ni por chingar a nadie. Y si considero mis sobrinos a todos los nietos de mis papás, es igual muy nuestro pedo y todos se aguantan, porque no estamos haciendo nada malo, al contrario, nos estamos queriendo como la familia que somos.
Como ejemplo en contra, si, yo tengo un amigo que intenta no serlo, incluso en son de burla directa lo llamo “elaplastapechugas”, igual es mi amigo, igual lo quiero, pero con la misma intensidad lo dejo a unos sanos 40 cm de distancia, y justo por eso no es mi MEJOR amigo.
Sé muy bien cómo se siente, desde varios puntos de vida, un engaño de pareja, siendo la pareja, siendo la hija, siendo la amiga, siendo solo testigo… y es lo más degradante que puede hacerle una persona a otra. A y yo sabemos eso y puedo apostar mi mano derecha a que NO LO VA A HACER.
Éstas necesidades de andar aguantando dramas y ausencias solo porque somos mejores amigos y no somos del mismo género me tiene mal y aunque no me lo dice, sé que a A también.
No tengo tiempo de enfadarme en éstos días chingaos!!

Besos al 5% de la población que tiene los huevos de serle fiel a su pareja.
Al resto, pues chinguen a su madre, porque saben que lo merecen.

2 comentarios:

Afasia Anómica. dijo...

Engaños de pareja, arghhh me recordaste mi infancia y lo que destruyo mi hogar feliz, ahora que he formado mi propia familia rezo por que me haya tocado uno de los del 5%
Saludos.

Amalthea dijo...

Yo creo que cuando ya no es feliz hay que terminar antes de que llegue la infidelidad y listo. Nada de hipocresías y nos ahorramos las mentiras.
Saludos!

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...