martes, 23 de noviembre de 2010

Que chulada de veras

Hoy mi mamá entendió por qué llego tan agotada del trabajo: paso el 75% del tiempo en la adoración al niño dios ricardito y el 25% del tiempo en cosas productivas.

Fuimos al concierto, la verdad es que es un trabajo titánco, 23 orquestas en diferentes lugares, las mismas 9 canciones todas las orquestas, para que cuando elijan a los mejores, el ensamble de las 23 quede perfecto. No logramos encontrar, más allá de la camisa arrugada o del gallo sin gel un solo error musical. Esos niños son una babaridad!! Y por los papás que nos tocaron sentados atrás se entiende que vienen de sitios sin sol ni rumbo :S que tipos...

Hubiera sido la noche perfecta si: 1) Fundación hubiera hecho bien su chamba y llegara al menos a tiempo al evento para poder organizar a la gente como se suponía debíamos ir, pero creo que su 75% de adulación les lleva más tiempo. 2) La tal Alma no apagara su celular sin terminar de entregar lo que prometió. 3) Luis hubiera enviado los autobuses prometidos a tiempo para transportar al personal. 4) Sobre todo esta, los personajes al frente no tuvieran tan baja su autoestima y no necesitaran su público cautivo que les aplaudiera por repetir lo que acaba de decir el video, y sus cuates comprados que les aplaudan de nuevo en un franco acto de lamebotismo descarado.
Pero como el hubiera no existe, y no me voy a gastar en eso, hicimos como que fuimos a ver a "Rodriguito" y le aplaudimos a cada niño que trabajó todo un año porque ésta noche sonara como ensueño.

Aplausos a la música, aplausos a los niños y su esfuerzo.

Besos a mi, que me la pasé en chinga desde las 4 y me duelen los pies.


P.D. Recomendación de crianza: Los niños tienen los primeros años de vida para formar su carácter, si antes del jardín de niños no lograste que tu hijo ponga atención a lo que él mismo hace y a lo que sucede a su alrededor, ya valiste un pepino frito sin sal. Mejor llévalo al parque diario y no lo metas 3 horas a escuchar una sinfónica porque solo molestas al resto del público y tu hijito termina fastidiado, agotado y regañado. (No importa si tu hijito tiene 5 años o 40, las malas crianzas permanecen el resto de las vidas)

No hay comentarios:

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...