lunes, 9 de agosto de 2010

08.08.08

No hay fecha que no se cumpla... ni decisión que se aplace por siempre... así que el 08 llegó.

Mi hermano Juan me dijo que los ultimatums solo sirven para hacer lo que nos venga en gana, y solo eso ha sido siempre la intención.

Había que elegir entre la capillita, que todo mundo visita (literal) o la catedral, donde solo oficia el obispo... la elección era más que obvia, en la catedral el esfuerzo el enorme, el compromiso, el trabajo, y el cuidado que hay que poner en los andamios que todavía la sostienen requiere de fuerzas descomunales (supongo), en cambio la capillita es facilita (de nuevo literal) se divierte uno más, no hay nada que cuidar, nada que trabajar, nada de esfuerzo, nada de recompensa a largo plazo tampoco, pero qué más da!!

Salud por el del santo, diría mi abuelita cuando llegan las fechas de los cumpleaños.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mi fue una verdadera bendición semejante elección!
No tengo cómo seguir agradeciendo el milagro.
Ich liebe dich

PGaraN

Anónimo dijo...

Ya escribe del noticiooon!!!! Se me cuecen las habas!!!!!

Ni modo que firme verdad?!?

Amalthea dijo...

Semejante notición merece más que solo una entrada en el blog... hay que reacomodar todo todo todo! hay que planear todo todo todo! hay que compartir... NADA, ni madres que comparto lo inmerecido.
Bueno ya... reacomodar...

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...