De nada eh!!

Si, cierto, ser la primera siempre me ha generado un sin fin de ventajas, pero todo, todo tiene su precio.
Ser la primer hija, nieta, sobrina, ahijada, alumna, etc, genera la expectativa 100 y marca la medida con la que el resto se medirá, cierto, que para unos será alta y para otros será solo una broma, pero la medida ahí se queda y ni modo, se aguantan todos. Lo que mis primos no han calculado es cómo diantres se logró esa medida, no han pensado que he tenido encima a el ejército de personitas bien y mal intencionadas (porque no se hagan, no todos son buenas personas y menos conmigo) marcando el paso y midiendo el ritmo, aconsejando lo que deben y lo que no deben y criticando todo, lo que deben y lo que no les debería importar.
Que hoy las dejen en paz con sus embarazos es gracias a que me soplé a tooodas con sus consejos y mensadas, malaondismos y ahcómojoden, y me las aguanté estóicamente sin casi quejarme. Claro que a casi todas les dí el avionaso, del resultado de sus propios hijos es el peso de sus consejos, que si tienen hijos antipáticos - antisociales - malaleches es claro que sus consejos sirven para grabarlos en el aire y soplarles bien fuerte.
Así que, primero, me dejan en paz a mis primas con sus embarazos, segundo, me dejan en paz a mi futura sobrina que sabiamente ya marcó distancia aún sin nacer siquiera, y tercero, más importante, me dejan en paz a mis hijitos, que aunque los primeros, no tienen por qué aguantar a tanta urraca.

Besitos a quienes se mordieron la lengua al decirme A MI "deja que haga lo que quiera con su nieta".
No, nada de besitos, ojalá que tu cacho de lengua sea irreparable y nunca deje de dolerte el mordidón que te metiste.

Ahora si, besitos al resto ;)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Ajuma juma nuca nuca apa uapa