Píntala aquí!

Cuando me mudé me llevé conmigo mi regadero de la mesa del comedor, siempre tengo un proyecto en proceso, algo que pintar, algo que coser, algo que cortar, algo, algo hago...

Ayer que regresé de casa de mi papá saludé, levanté mis cosas, empaqué a mis hijos y dije "mamacita, tengo que terminar cosas y pintar ésta torre y empapelarla y shalala shalala... con su cara de ojo de borreguito me dijo "Píntala aquí! aunque me dejes chorreado"... sucumbí... aunque tuve que ir a mi casa por material hice con mi mamá mi regadero y pintadero.

No es que no me guste estar con mi mamá, es solo que en mi casa yo hago lo que se me da la gana, si quiero lavo los trastes, y si no quiero no los lavo y ya, si quiero salgo de bañarme en bata, y si no quiero salgo en piel y ya, si quiero cierro mis puertas, y si no quiero las dejo abiertas y ya, si quiero apago las luces y si no quiero dejo todo prendido y ya!! Es mi espacio, mi regadero, mis cosas, mi mugre si quieren, pero es MIO!! Y no quiero perder esa propiedad de espacio libre y privado.

Tan solo anoche que llegó mi hermano todos dejamos de ver, él llega y apaga todo, todas las luces, todos los ruidos, todo, luego se encierra en su cuarto y volvemos a prender todo, pero solo de pensar que yo tenía que soportar su apagadero... no  no... nononononono  yo mi casa y ya.


Besos a todos, nomás porque ando feliz.

Comentarios

Ministry of Silly Walks ha dicho que…
A mí me gusta ir de visita a casa de mi madre. Pero de visita. Como tú, yo también amo mi casita y no entiendo algunas personas que se la viven en casa de sus padres una vez que se han independizado.

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa