El cine

Esto de ir al cine es por ahora complicado...


Lo cierto es que soy una mamá sobreprotectora, y dadas las circunstancias, aún más que antes. Cuando nació La Princesa preferí saltarme varias películas solo por no dejarla fuera y claro, no llevarla conmigo al encierro con sonidos que la pudieran alterar. Ahora dejar de llevarla al cine es más complicado que dejar de ir yo sola hace años :S   soltar a Bolito al desamparo (ok, exagero) de manos ajenas me cuece las tripas, y no llevar a Princess en vez de cocerlas me las retuerce...  dos manos para una ya era complicado, dos manos para dos se multiplica la complicancia... 


Es hora de crecer otro cachito, aunque crecer signifique convertirse en pulpo ;)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Ajuma juma nuca nuca apa uapa