martes, 5 de enero de 2010

Todo lo anunciaba

Tal vez es el tipo de educación que se nos da a lo largo del camino, tal vez el peso de la infancia cargado a cuestas, tal vez la cantidad-calidad de amor que se ve en tu propio nido. No sé... no sé a qué se deba...
Como era de esperar, aquellos que son incapaces de verse como un solo núcleo, tampoco son capaces de darle importancia a quienes pasan cerca. Yo no puedo superar mi asombro, y eso que no me dejaron verlos tan de cerca.
Viven sabiendo que dajaron atrás parte de su sangre, y no les importa. Viven viendo a su propio ejemplo ignorar su responsabilidad anterior, y siguen tan tranquilos, como si eso fuera normal -y lo callan, como si dejando de decirlo dejaran de existir-. Viven presumiendo de lo grande de sus anteriores, cuando son tan pequeñitos siendo ya adultos. Lo que resulta de historias incompletas, será siempre incompleto, incapaz de terminar lo que empieza, confundido siempre en cualquier tema.
'Era de esperarse' me dijeron hoy, no puedes edificar nada con cimientos que no existen, no puedes ser oficial de nada, cuando nunca fuiste aprendiz de nada, y no puede ser aprendiz de nada quien no conoce las cosas bien hechas desde el ejemplo. Y me pregunto, qué se sentirá? cóme será ser tan pequeño? cómo se hace para pasar por la vida tan cómodamente que no necesites crecer nunca? qué se sentirá no tener la certeza de nada? cómo será despertar en la mañana sin conocer la meta? Y mirando hacia afuera (para quienes tengan esa habilidad)... cómo será ver a otros llegar, y luego partir sin sentir nada? como alguien parado en el andén, viendo al vagón llegar, unos que van, unos que llegan, y ese alguien quedándose ahí, con la maleta vacía, sin boleto a dónde viajar, sin destino marcado, sin nadie quien le espere en ningún sitio...
Cómo esperar una reacción 'normal' en quien no conoce la pérdida de una vida llena?

No hay comentarios:

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...