Cafecitos

Al calor de las copas siempre se dicen tantas pendejadas...
Pero al calor del café se dicen más, se suelta la lengua, se suelta el corazón. En medio de la verborrea salen tantas palabras que es necesario que tu también te cafeinices para agarrarlas al vuelo.

"Ella es el amor de mi vida, pero ésta otra es EL VERDADERO amor de mi vida"

"Cuando Fernando me contesta tenemos muy buena comunicación"

"Mis hijas piensan que lo normal es que los pezones miren hacia arriba cuando una mujer esta acostada, creo que nunca han visto unas tetas de verdad"

"Tengo el cuerpo tan atrofiado que todo me crakela, creo que debo desayunarme dos prits antes de dejar piezas sueltas"


Hablar con mi gente cafeinizada es tan divertido!!

Besos a quienes abandonaron el descafeinado.
Nada para el resto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Somos hombres o payasos?

Piedrita

La mesa