Otro chisme!!

Que yo la dejé...
Que yo lo corrí...
Que ella hizo...
Que él me dijo...

Da igual, el punto es que terminaron su relación y ella no creció lo suficiente como para poder quedarse en su casa y mantenerse ella sola, tuvo que regresar con su madre y esperar al siguiente marido que la mantenga.

Honestamente, cualquier mujer nacida después de la segunda guerra mundial no tiene pretexto para ser mantenida por su marido (o su madre) y no tener ingresos propios. Yo que soy pro-vieja, en serio, me topo con una vieja de esas y la cacheteo hasta que se ponga a trabajar en loquesea que la deje irse de la casa de su marido cuando se le hinchen los huevos, o que le pueda ayudar a su madre a comprar al menos las medicinas. Porque honestamente creo que más o menos por las mismas fechas post-segundaguerramundial, los hombres empezaron a extinguirse, no como entes que anden por ahí, sino como aquellas figuras que con su sola presencia imponían respeto porque se lo ganaban y no porque maltrataran a nadie, de esos ya no hay... o los que hay viven en cautiverio... típico...


Besos a las viejas que trabajan!!!
Nada para el resto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa