Mejor...

No se imaginan cuánto me encabrona que Lil me diga que mis hijos se parecen a su papá. Aunque la cochina sangre llama, porque sin tener oportunidad de aprenderles nada de pronto Princesa levantaba el dedo de forma igualita que su papá, o la forma de sostener las cosas, o algún gesto... aaaagsh cómo me fastidiaba eso... antes de unos 5 años logré eliminar esos rastros apestosos de igualdad, entre otras costumbres que por mi cuenta corre que NUNCA sean iguales a su papá, y por esos menos de 5 años me tranquiliza que Bolito deje de rascarse la oreja o que frunza el ceño así.

Hoy leí cosas que me pusieron en un nivel de encabronamiento supremo, lo bueno que dirigido, y lo mejor es que no tuve que mover un dedo para poner un hasta aquí, o sí lo moví... mejor dicho, moví cielo mar y tierra la última década para no tener que mover un dedo el día de hoy.

Mejores hombres del planeta... mejores buenos para nada mejor dicho.

Hoy no hay besos para nadie, porque saldría pura hiel.

Comentarios

Dotty ha dicho que…
Hola:

Un día mi prima estaba diciendole a su papá que iba a llevar a su hija al ortopedista ya que veia que la niña caminaba medio raro y metia el pie izquierdo de una manera inusual, a lo que mi tio le contesto de una forma sumamente tranquila y amorosa:

No mija no te preocupes así caminaba tu abuelita, recuerda que saca uno lo más pinche de la familia !!!

Echale ganas para que tu Bolito deje de rascarse la oreja.

Saludos.

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa