El león cree que todos son de su condición

Y esque a uno le parece que uno mismo es lo más normal, que todos deberían ser lo que uno es, que todos deberían tener el sentido común orientado a la misma dirección... pero no.

Yo espero que por ejemplo, mi vecina de la esquina lave su banqueta al menos una vez a la semana, si yo la lavo cada tercer día, qué le cuesta no? Pero para ella yo soy una maniaca de la limpieza porque lavo mi banqueta dos o tres veces a la semana.

O para mi vecino de atrás, yo he de ser una monja de claustro porque me gusta el silencio, y a él le encanta la tambora diario de 8:00 p.m. hasta las 10:00 mínimo, y le baja solo porque le pedí que me deje dormir, que si no se sigue hasta las 2:00 a.m.

Así, para unas de mis amigas yo he de ser fundadora de AA porque no bebo en las fiestas, o una cortafiestas porque solo me quedo en la fiesta hasta que mis hijos están agustito y cuando eso termina simplemente me voy, o igual he de ser una díscola porque si me visitan sus hijos destroyers levanto todos mis juguetes para que no me los rompan.

O para algunos hombres yo he de ser frígida por no ser infiel, cuando el resto solo busca el hueco entre tiempos para empiernarse con la secretaria o la compañera, o con la exnovia del hermano, o con el chofer, o con el socio de la firma. Y además es mi culpa por no esperar que lo hagan, si es mi culpa por pensar que los demás son tan fieles como yo.

O recibir flores y chocolates así solo porque es lunes, tampoco debe ser normal, yo que recibía mis flores y me comía mis chocolates, hasta que alguien me advirtió que si me las manda fulano es como el marido golpeador, o si me las manda huerfanita estén envenenados como manzana de bruja...

Porque si, he de ser yo la que esta equivocada al ser limpia, silenciosa, respetuosa de la propiedad ajena, fiel, desprendida, abstemia y respetuosa de mis hijos. Mi vecina cochina es normal, mi vecino ruidoso es normal, mi amiga borracha es normal, ser infiel es normal, los chamacos destructores son normales y sobre todo, no tener la atención de respetar los sentimientos de los hijos no produce sociedades maltrechas.

No! si los equivocados somos nosotros!!

Besos para todos, solo porque aunque estén envenenados, hoy si me comí los chocolates anónimos.
;-)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa