Clases virtuales

No daban crédito mis ojitos al enterarme que MIS PRIMAS NO SABEN TEJER!!!!  Oseeeaaa!! Quéee les pasaaaaa?!?!?!?

(Tranquila, recuperando el aliento... 1...2...3...4...    87... )

Ya con sangre en los sesos de nuevo, me dí cuenta que sé hacer lo que hago por MI sangre pura, porque la mezcla de mis dos sangres dan como resultado ésta chulada (y la del ego no llegó) que además de la habilidad manual, tiene el conocimiento de la teoría y el ojo para aprender rápido, y que por consiguiente, ninguno de mis primos de cualquiera de los dos lados de mi familia podrían poseer. Bueno, Andrea si, pero el resto no, y esque Andrea también es como que adoptada yo creo, y sufrimos de lo mismo.

Así que por seguir siendo la prima más mayor, y tratar de convertir a mis primas en algo más de lo que son, o por lo menos incluir en la cajita un par de monerías más (no con ser chulas basta), iniciaré un programa de tutoriales para enseñarles a tejer, bordar, pintar, lijar, componer el water, cambiar un sokett, apagar un sartén incendiado, cocinar, y a ver qué otras cosas van necesitando en sus dediarios. (Qué palabra tan bonita no? dediarios).

Besos a quienes se dan cuenta que no van a poder tejerles a sus hijos una chambra si no se ponen las pilas.
Nada para el resto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa