Los difíciles

Pensé durante un tiempo que yo era difícil. Y si soy, seguro más que muchos. Pero en julio conocí a dos familias maaaaaaas difíciles que yo. Que gente en serio!!
Tienen problemas, les ofreces solución y negados... no, para donde le muevan, no. Tienen enfermedades raras, graves y costosas, les ayudas y no se dejan, les escuchas y no dicen nada, nada que ayude al menos, nada siquiera esperanzador... gente negada. Por eso hay que mudarse, lejos.

Besos a quienes saben solucionar.
Nada para el resto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa