La mesa

Balón y Pelota han encontrado la manera de compartir la mesa para hacer arte, y hace de mi mesa un relajo (porque desastre rima y me choca que rime), ayer que quería dejar mi casita ordenada, casi como para postal, perdí la batalla en el primer levantamiento insurrecto de los hijos, que defendieron su relajito bajo consignas y pancartas en post-its. Y me encanta! Me encantan ellos, me encanta su arte, me encanta que creen juntos, me encanta verlos hacer equipo y crecer.

Así que desayunaré en la sala mientras el equipo creador tiene sitiado mi comedor... ni hablar.

Besos a los artistas.
Nada para el resto

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Somos hombres o payasos?