Pregunten a él

Se atrevió a detenerme a media calle para preguntarme por Bolito. A la pobre se le veía el temblor del alma en cada pestaña, pero mi misericordia no me alcanzó! Fallé en sentir pena por quien siente vergüenza, y se me cruzó lo R con lo C... ni modo...

Que cómo esta Bolito??
Pregúntenle a Fulano, él es su papá! él debe saber si le faltan zapatos o si ya no le quedan los pantalones, él debe saber si tiene todas sus vacunas o si ya lo dieron de alta en las terapias, es más, debería saber para qué chingados son las terapias, él debería saber si ya va a la escuela y a cuál, él debería saber cómo lo tratan sus maestras, o si tiene o no maestras, debería saber si sabe nadar, si le gusta el pasto o la playa, si prefiere la noche o la luz del sol, su color favorito, si le pone catsup o limón a las salchichas. EL DEBERÍA SABER!!! No me pregunte a mi, señora, pregúntele a Fulano, y si él no sabe qué decirle, pregúntele a su hermano, él es su abuelo, él debería saber su caricatura favorita, si le gusta el pastel o los chetos, él debería saber a qué hora se acuesta y a qué hora despierta, pregúntele a ÉL.


Besos a quienes tienen misericordia de quienes sienten vergüenza de tener los sobrinos que tienen.
Nada para mi.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa