Una mujer de verdad

Ayer un nuevo compañero de oficina me ofreció un plato de Tofu, como no me gusta ni tantito me negué y agradecí el ofrecimiento, a lo que el individuo ese me respondió un "una mujer de verdad come tofu diario..." se dio la vuelta y salió.

Claro que primero pensé un franco: Chince jijo de la chinchurria!! Pero qué madre parió a ese tipo que se atreve a poner en entredicho mi mujerés porque no como tofu?!?!

Acto seguido, di vuelta a ver a mi vecina de escritorio que tenía la misma cara de "qué? en serio? eso dijo?"

Ante esos cuatro segundos de sociabilización oficinal, me dije: Mujer es la que sabe cocinar riquísimo, coser, la que es buena amiga, inolvidable amante, fiel esposa, mantiene limpia su casa, sanos y educados a sus hijos, que sabe cantar bonito, teje en las noches, borda en punto de cruz con técnica perfecta, sabe remendar una prenda favorita, colocar un curita con un beso, abrazar sin soltar hasta que el berrinche termine; además es la que es económicamente independiente, la que no depende de que algún fulano le de el gasto, la que puede dar clases de al menos dos temas, que lee al menos 10 páginas de un buen libro antes de dormir, que puede tratar con gente bonita y con tipejos como el del tofu.

Y no es por nada, pero soy toooda esa mujer, y eso que no como tofu!!


Besos a las Mujeres (con mayúscula) que NO comen tofu.
Nada para el resto.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa