Los 20's

Quién lo diría...

La semana pasada nos reunimos a desayunar unas amigas para celebrar lo del 14, por fin 7 a la mesa, como algunas no conocían a Bola se descosieron en cariños hacia mi guapísimo bebé -okok... me encanta mi bebé! esta guapísimo!!- cuando M me dijo "y ya te cayó el 20? tienes un bebé nuevo!" yo me quedé con cara de "aydobabes... pues claro que tengo un bebé nuevo! qué no lo ves!?!"... total, que seguimos con el desayuno, chismes, chamacos corriendo alrededor de la mesa, abuelitas queriendo estar, y como siempre, todas hablando al mismo tiempo, pescando cachos de pláticas de aquí y allá (luego les cuento cómo desayunamos).

El punto es que, en efecto, no me había caído el 20. Desde hace meses me la he pasado atendiendo las necesidades básicas de supervivencia de los dos, tratando que compaginen los horarios para atender a Princesa sin que ella sienta gacho los cambios que hemos tenido que hacer, y no, no me había caído el 20 que desde ya hay que volver a enseñar en dónde están las orejas, cómo se llaman los codos, que los nudillos no se llaman codillos, las palabras (todas), los colores, las letras, los números, a comer, a no comer, a reír y llorar, a levantarse temprano y levantarse tarde... Tengo bebé nuevo y hay que volver a empezar!!

En esas estaba cuando, claro, el siempre oportuno me manda un pinche mensaje de celular preguntando lo que no le ha importado en 6 meses... pero bueno, contesté rápido, porque ni al de la basura hago esperar, contesté lo menos posible (aunque por poco vuelvo a darle al camillero el resumen clínico que debe saber el especialista), en fin... se me juntó el 20 con el celular y me hizo corto circuito, chillé hasta que se me acabaron las lágrimas... y creo que estaban por terminarse cuando vi un anuncio de chicles hermosísímísímo (así con cuatro acentos -aunque solo porque me provocó un ataque de risa-) y lo vi, clarito lo vi!! siendo zapeado por una estrellita cuando compra chicles para llevar el en coche que le compró su papi cuando debería estar comprando pañales, cuando lleva su bici al taller cuando debería revisar si el asiento del bebé esta bien colocado en el coche, cuando lee un mensaje del celular que dice solo "bien" cuando debería estar en cada consulta médica con el pediatra, endocrino, cardiólogo, neurólogo... lo vi clarito y me dio tanta risa la "juventud extendida a huevo" que me hizo la semana feliz :D

Besos a mi, porque hay que volver a empezar con el bebé nuevo, besos claro al bebé nuevo, que aunque la bisabuelita se queje, no conoce la cama para dormir, besos a Princesa, que se ha convertido rápidamente de hija única a hermana mayor, y un beso al del anuncio de los chicles de estrellita, creativos así son necesarios para cuando los 20´s tienen que caer.

Comentarios

Ministry of Silly Walks ha dicho que…
Excelente, Amalthy!
Amalthea ha dicho que…
Estimados Anónimos, como se habrán dado cuenta no pueden publicar tarugadas aquí, hagan favor de no publicar nada si no tienen nada lindo o inteligente que decir.

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

Ajuma juma nuca nuca apa uapa