sábado, 16 de octubre de 2010

Shopping

No saben cómo de verdad me choca ir de compras.
Hay veces que pienso que no debí nacer vieja, pero volteo a ver a un hombre (o disque-hombre) y prefiero quedarme de vieja, aunque sigo sin entender a las viejas que se la pueden vivir de shopping...

Tengo una boda dentro de un mes y había que comprar el vestido largo... ok.. ahí voy, con todo y mi choqués a la gentita que mira y estorba, a buscar un modelito de vestido largo que no fuera rosa y que no me apretara de la lonja que se me ha instalado. No fue tan terrible, a la segunda tienda lo encontré, dios bendito que fue azul. Ahora supongo que tendré que ir a comprarle el traje al parejo que nisiquiera ha confirmado si va conmigo o no... chale.

Luego, la premier de la peli que financiamos, medio fashion, segundo shopping, me rindo y voy de falda, pero no quería gastar tanto como el vestido azul, así que es uno más corto que igual aloja a mi lonja con amor, lista para la foto.

Besos a las viejas normales que disfrutan estos eventos malditos multitudinosos.

No hay comentarios:

Espectativa

De lo que tienes a lo que quieres. De lo que puedes a lo que sueñas... Hay tantas formas de defraudarte como segundos en un sueño. Mantene...