Las banquetas

Alguna vez se han fijado en las banquetas del exDF? Pero de verdad verdad?? Han caminado por las banquetas por cuadras y cuadras??
La verdad no son taaan cómodas... casi nunca están parejas y las que lo están por ser nuevas estan taaaan altas que es como ir al step en el gym para lograr librar las entradas vehiculares, agujeros para los árboles -los que están y los que se planea estén e algún momento-, cacas de perro que algún vecino deja ahí al pasear a sus canes... en fin, la vida del peatón es un pedito. Pero... peeeeerooooo las banquetas tienen una función muy muy clara: Salvar al fulan@ de ser atropeyado.
Sin embargo, al peatón sencillamente le vale madres. Así!! con todas sus letras!! Le vale madres!! 
"Esque acá abajo está más parejito"
"Esque ya me iba a cruzar"
"Esque hay un agujero arriba"
"esque... " "esque..." " esque..."

Yo que soy bien marica, no camino por abajo a menos que sea calle cerrada y eso si me aseguro que no viene nadie en 50 metros, me pregunto: Qué sentirán en el ombligo los que caminan por abajo?? Soñarán con morir atropellados?? Se sentirán vampiros brillositos que con una mano detienen al auto?? Quelespinchespasaaaaa?!?!?!?!


Dada la interrogante de la noche, les dejo.



Besos a quienes usan la banqueta.
Nada para el resto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa