Deja secar el lodo

No tiene caso enojarse con quien dice las cosas sin pensar.
Muchas veces he pensado que quien de pronto escupe una herida es quien carece de algo, por ejemplo, quien grita "aléjate de ahí" es porque nunca pudo estar cerca, hoy entiendo que tal vez es porque se la ha pasado justo ahí y no ha podido disfrutar de lo que no sabía que tenía.
Yo no dejo llorar a mis hijos, y siempre que lloran acudo, tal vez es un berrinche, pero puede ser que algo les duela, no siempre dolor físico, y muchas veces un abrazo consuela el llanto. Absurdo pensar que a quien se le evitó todo el dolor posible diga un ya clásico "déjalo llorar", pero nunca supo lo que se perdió al no derramar lágrimas diario durante su infancia.

Besos a quienes han crecido.
Y porque tuvimos tarde de chal mi mamá postiza y yo: Besos a Wally!!

Nada para el resto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa