Soledad

Y esque eso no es normal...

Ver de cerca (y ahora de lejitos) las reacciones ante su propia situación es hasta dolorosa.

Una vez él me dijo: "No sabes lo que es la soledad." Y por un segundo quise contradecirlo, quise decirle que he estado sola, que mis responsabilidades siempre las he asumido yo sola, que mis consecuencias también... pero no, no era cierto... lo cierto es que mi mundo esta lleno, que tengo una familia estupenda y basta, que tengo un bonche de amigos y otro boche más de esos amigos que de pronto ya son hermanos míos y tíos de mis hijos sin tener lazos sanguíneos... lo cierto es que cuando he necesitado lo que sea siempre he tenido la mano de alguien... y cuando digo lo que sea, me refiero a LO QUE SEA, desde caminar de la mano de alguien, un beso, dinero, techo, hasta un trasplante de médula... LO QUE SEA.

Y es verdad, no tengo idea de lo que él esta sintiendo. Su familia no lo soporta, no tiene amigos, no se procura la constancia en ningún tema, no sea que se apegue a algo, o peor aún, a alguien. Todas sus relaciones se basan en el dinero, en verdad nadie lo ama de verdad... y a su edad, como él mismo lo dice, ya no está para hacer más esfuerzos.

Desde acá, cualquier edad es solo un número que te etiqueta, pero no te marca, desde acá los esfuerzos y los cambios son y deben ser de diario, desde acá apegarte al amor debe ser cosa natural, desde acá no hay ese dolor que le esta causando su propia y autocausada soledad.

Lamento tanto que te duela tanto, pero te felicito, tienes lo que buscas, desapego y soledad.

Te dije muy claro un día cuando me preguntaste cuál sería mi venganza por lo que me hizo un tercero, y te contesté que ninguna, que yo no me iba a preocupar por lo que le tocaba hacer a Dios, le conté las innumerables ocasiones en que Él me demostró que soy una de sus favoritas, y que como la justicia es divina, yo no necesito hacer nada más que seguir siendo su favorita.

Hoy no te mando un beso, aunque sé que lo necesitas, porque no lo mereces, no de mi, espero que Dios tenga piedad de ti y de lo que le haces a los demás. Espero que un día crezcas y puedas entender lo que te has hecho...


Besos a quienes te han tenido cerca, porque los has lastimado al grado de necesitar distancia.
Nada para ti, ya tienes suficiente con tus propios dementores.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Piedrita

Pasión

La mesa